Liposucción

La liposucción es la extracción quirúrgica de células grasas mediante un tubo de succión de acero

Liposucción

¿Qué es una liposucción?

La liposucción es la extracción quirúrgica de células grasas mediante un tubo de succión de acero inoxidable llamado cánula.

El candidato ideal es una persona con  buena salud, un peso no superior al 30% de su peso ideal, y con grasa acumulada en lugares indeseados que no responden a dietas y ejercicio.

¿Cómo se realiza?

A través de una pequeña incisión en la piel, se introduce un tubo de succión con una punta afilada dentro de los depósitos de grasa y se hace un barrido a través de la zona donde va a extraerse la grasa. El cirujano puede abordar las zonas a ser tratadas desde varias direcciones diferentes con el fin de lograr la mejor silueta.

Cuidados Post-Cirugía

  • Semana 1:

Se requiere una incapacidad de por lo menos 2 semanas. 

Guardar reposo total (no salir al sol, no cocinar, no manejar, no agacharse, no realizar esfuerzos, no fumar, no subir ni bajar escaleras). 

Al tercer día colocar la faja y el epifoam. 

Baño en regadera sentada cada tercer día.

Dieta blanda rica en fibra, sin grasas ni irritantes. 

  • Semana 2:

A partir del 7 mo día de su cirugía se recomienda iniciar con sus Drenajes Linfáticos. 

Baño en regadera diario. Al terminar secarse bien y colocar el vendaje lo más ajustado que pueda tolerar. 

Regresar a su alimentación regular.

Retomar sus actividades laborales de oficina evitando estar mucho tiempo sentado.

Si el Médico lo autoriza, podrá manejar, cocinar o subir escaleras ocasionalmente. 

  • Semana 3:

Se podrá realizar ejercicio, evitando levantamientos pesados, así como retomar su actividad sexual con sus precauciones. 


Nota: Los resultados de la cirugía se podrán apreciar a partir del 3er mes.